martes, 9 de marzo de 2010

El Histórico Último Informe De Estado De Situación Después Del Terremoto En Chile Del Ministerio Del Interior Antes Del Cambio De Mando

9 de marzo de 2010.

Este es el último balance de la situación producto del terremoto del 27 de febrero que hago en mi calidad de Subsecretario del Interior. A las zonas afectadas se mantiene el envío regular de alimentos y enseres básicos de emergencia. El aporte nacional y el de 20 países amigos se está realizando a través de puentes aéreos, terrestres y marítimos habilitados por el gobierno, las policías y las fuerzas armadas.
Hasta la fecha más de 12.000 toneladas se han distribuido entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía con el objetivo de abastecer a todos los damnificados de una de las tragedias más grandes que hemos vivido como país.
Le pedimos a la sociedad civil que el aporte que hagan directamente a los lugares afectados ya no sea de ropa, sino que se concentre en elementos de higiene y construcción.
Respecto a la distribución de raciones de alimentación caliente a personas afectadas por el terremoto y tsunami, la JUNAEB se ha propuesto mantener este beneficio por el tiempo que sea necesario, de manera que los niños tengan garantizada la alimentación aún cuando no tengan clases.
Sólo ayer se entregaron aproximadamente 600 mil servicios de desayuno, almuerzo, once y cena para un total de 246.801 personas, incrementando la atención respecto del día anterior en un 10% . De esta manera, entre los días 1 y 8 de marzo se ha atendido a 1,2 millones de personas.
Con relación a salud, el Ministerio comenzó este lunes la vacunación contra la Hepatitis A, a niños entre 1 y 14 años, que se encuentran en albergues y campamentos de la Región del Bío Bío, especialmente en Dichato, Coliumo, Chiguayante y Penco complementando la acción que se inició el viernes pasado en las regiones de O’Higgins y del Maule.
En los albergues se ha reforzado la vigilancia epidemiológica y en los medios de comunicación se inició una campaña destinada a recalcar las medidas de salud pública en cuanto al consumo de agua, alimentos y saneamiento ambiental.
Al módulo ambulatorio de la Cruz Roja que está funcionando en Hualañé, se sumarán otros 4 dispositivos médicos que enviará esta organización internacional. Un hospital de campaña, que se instalará en Angol; dos módulos de apoyo Psicosocial y una Unidad Básica de Salud, que se ubicará en Parral, contribuirán a la atención de salud de la zona afectada.
Entre las regiones Metropolitana y de la Araucanía, 112 Servicios de Urgencia de los hospitales del sistema público, se encuentran operativos. Además, en los servicios de salud de O’Higgins, Maule, Ñuble, Bío Bío, Concepción y Talcahuano y Araucanía Sur, trabajan 91 médicos, enfermeras, paramédicos y estudiantes de manera voluntaria.
Continúa el funcionamiento del Comité de Salud Mental en Emergencias y Desastres, destinado a tratar los efectos sicológicos del terremoto y maremoto, en las zonas más afectadas.
Hasta este lunes, la Central de Abastecimiento ha despachado alrededor de 400 toneladas de leche Purita fortificada, leche para prematuros es insumos médicos a la zona afectada.
En una primera estimación, el ministerio de Salud calcula que se requerirán 3.600 millones de dólares para la reconstrucción de los hospitales que resultaron dañados por el terremoto.
Nuevamente el consumo eléctrico total del Sistema Interconectado Central alcanzó al 85% del consumo de un día normal, demostrando que el país se está acercando a la demanda normal de electricidad.
Hoy un 98% de los clientes entre las regiones de Valparaíso hasta Los Lagos cuentan con suministro eléctrico, aún existe un 2% de clientes que no han recuperado el suministro, de los cuales el 61% corresponde a la región del Bio Bio. En estos momentos hay 5.203 personas trabajando en la reposición del servicio eléctrico en las zonas afectadas.
El detalle del suministro eléctrico en las regiones afectadas es el siguiente: La región de Valparaíso registra un 100% de servicio habilitado, en la Región Metropolitana sólo quedan 1.616 clientes sin suministro. La Región del Libertador Bernardo O’Higgins cuenta con un 93% del servicio habilitado, la región del Maule un 97% , falta reponer el servicio a 11.072 clientes. La Región del Bio Bio cuenta con un 91% de servicio eléctrico. En Concepción el suministro ha aumentado de manera considerable, las personas que no tenían electricidad en esta zona pasaron de 34% a 8% . En la región de la Araucanía un 99% de los clientes cuentan con servicio eléctrico.
En cuanto a la progresión del reestablecimiento del abastecimiento de gasolina y diesel en las regiones afectadas, en las últimas 72 horas se pusieron en servicio 53 nuevas estaciones de combustible entre las regiones de O’Higgins y de Los Lagos aumentando a 473 las estaciones de servicio operativas en esta zona del país.
Respecto de la venta de gas licuado, en el Gran Concepción se han reestablecido 20 puntos de venta, las tres compañías de gas licuado que operan en la zona, fijaron en $15.000 el precio máximo a cobrar por un balón de gas de 15 kilos, información que está en conocimiento del jefe de plaza.
Además, ha comenzado la distribución de gas licuado a las zonas costeras de la región del Maule y Bíobío.
En relación a la conectividad vial, persisten las dificultades que hemos informado en las rutas de la Madera, del Itata, Interportuaria, H-10 y Santiago – Los Vilos, además de los puentes de Navidad y Cardenal Silva Henríquez de las regiones de O’Higgins y del Maule, respectivamente.
En la Región Metropolitana, se mantienen las restricciones en Radial Nororiente y Vespucio Norte. En el acceso al Aeropuerto Arturo Merino Benítez, se está trabajando en el punte Ventisqueros de la Costanera Norte.
No existen localidades aisladas en la Región del Bío Bío, se puede acceder a Llico, Punta Lavapié, Las Peñas y Tubul por desvíos a través de caminos de tierra.
Sobre el abastecimiento de agua a nivel urbano, todas las localidades están recibiendo este elemento, 589 mil personas a través de camiones aljibes y 10 millones 656 mil por redes (domicilio o grifos).
Fuera del sector urbano, 305 Comités de Agua Potable Rural entre las regiones de Valparaíso y de la Araucanía, no cuentan con suministro regular.
En materia de telecomunicaciones los servicios de telefonía fija y móvil, entre las regiones de Valparaíso a La Araucanía, continúan en una situación de alta vulnerabilidad derivada de las dificultades en el suministro eléctrico, no obstante la progresiva normalización que ha presentado, especialmente en la región del Bío-Bío, ha permitido mejorar la calidad de las comunicaciones. Sin desmedro de eso, en las regiones en las que la energía aún no se ha repuesto se continuará operando con grupos electrógenos y se coordinan diversas soluciones de emergencia.
En la Región de Valparaíso, la telefonía móvil se encuentra operando con el 98% de las radioestaciones; en O’Higgins con 88% ;en Maule, 92% ;Bío Bío con 79% y Araucanía con el 99% de las radiobases funcionando.
En tanto, las redes fijas operan entre un 97% y un 99% en las regiones de Valparaíso, O’Higgins, Maule y Araucanía. En la región de Bío Bío las redes fijas funcionan en un 91% mejorando en un 3% respecto al informe del día de ayer.
En la Región Metropolitana, el 95% de las radioestaciones de telefonía móvil se encuentran operativas y las redes fijas se mantienen aproximadamente en 98%.
El sistema de transporte está funcionando y permitiendo el traslado de personas desde y hacia las zonas afectadas. No obstante, en comunas donde la infraestructura vial ha tenido daños de consideración persisten problemas para el desplazamiento de buses y otros medios de transporte público y privado.
En la Región de Valparaíso, la inhabilitación del puente Lo Gallardo que une San Antonio con Santo Domingo, impide el paso de buses y otro de tipo de vehículos pesados por el lugar.
En las Regiones de O’Higgins y Maule se mantienen los problemas de conectividad derivados del daño de algunas vías, pese a lo cual el transporte urbano e interurbano funciona con relativa normalidad, aunque con una frecuencia menor a la habitual.
En la Región del Bío Bío algunas flotas de transporte se encuentran operativas en sectores específicos, sin embargo, dificultades de conectividad no han permitido la total reposición de los servicios habituales.
Con respecto a las viviendas construidas por el Estado, el ministerio del ramo entregó su primera evaluación que registra 23.248 viviendas dañadas. De esta cifra, 6.378 presentan daños mayores y 16.870, daños menores.
En las seis regiones afectadas por el terremoto, existen 910 mil viviendas sociales y en general, se observa una mejor resistencia que otras construcciones.
Habrá subsidios para que las familias puedan reparar sus casas. En el caso que éstas sean irrecuperables, la Dirección de Obras Municipales tiene que declararlas inhabitables, para que las familias puedan recibir un nuevo subsidio. Existen 2.240 viviendas en las zonas afectadas, que podrían entregarse en los próximos 20 días.
Como se puede desprender de estas cifras, estamos superando la fase mas dura de la emergencia en la que hemos podido llegar con agua, alimentos y abrigo a los afectados, así como recuperar la conectividad y los servicios básicos del país.
Quiero agradecer en mi calidad de subsecretario del Interior la colaboración de todos y todas para facilitar la coordinación, lo que hizo posible que la ayuda efectivamente llegue a todas las chilenas y chilenos damnificados.
Como ustedes saben, el día del terremoto la Presidenta de la República llegó rápidamente a las oficinas de la ONEMIy desde allí se organizaron todos nuestros primeros pasos. Se realizó el diagnóstico inicial de los efectos de la tragedia y en virtud de ello se decretó zona en estado de catástrofe para las seis regiones más afectadas. Nos trasladamos a terreno para coordinar las primeras acciones. La Presidenta ese mismo día sábado informó al país por red nacional de los lamentables alcances del terremoto y maremoto que azotó a nuestro país. A poco más de 24 horas se decretó el estado de excepción constitucional para las regiones del Maule y Biobío, y paralelamente empezó a funcionar el puente aéreo que permitió cubrir todas las zonas afectadas y llegar con la ayuda.
En este, mi último balance, quiero agradecer en primer lugar a la ciudadanía que –tal como lo muestra la encuesta Adimark- reconoce los esfuerzos de la Presidenta y del Gobierno en esta emergencia. Y en segundo lugar agradecerles a ustedes que representan a los medios de comunicación por informar a la ciudadanía en estos días difíciles para el país.
Finalmente, quiero expresar mi más profunda solidaridad con los familiares de las víctimas y con todos aquellos que perdieron sus bienes más preciados. Quiero que sepan que estamos seguros que Chile -como tantas veces lo ha hecho en su historia- saldrá adelante.

Muchas gracias.

Patricio Rosende Lynch.
Subsecretario del Interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

☻ Thank you very much for coming today!
☺ Gracias por visitarnos!